La Escuela para el Desarrollo de la Autoestima...
...espacio para el encuentro de soluciones...
...tiempo de recuperación emocional...
...oportunidad de cambio...
...terapia de vida..

ARTÍCULOS

LAS EMOCIONES

Los organismos vivos disponen de mecanismos perceptivos que les permiten reconocer aquellos estímulos que son significativos para su supervivencia: para obtener comida, para protegerse de un ataque, etc. pero la percepción cubre sólo una parte del problema. La percepción tiene como objeto reconocer los estímulos, saber que son.
Esto no es suficiente para un ser vivo. Además, necesita saber si esto que ha percibido (que ya ha reconocido) le es útil y favorable para su supervivencia o no. ¿Qué mecanismos tienen los seres vivos para determinar si lo que han percibido es favorable para su supervivencia o no?
V. J. Wukmir planteó que tales mecanismos son las emociones. La emoción es una respuesta inmediata del organismo que le informa del grado de favorabilidad de un estímulo o situación. Si la situación le parece favorecer su supervivencia , experimenta una emoción positiva (en relación al estímulo, como ser la alegría, satisfacción, deseo, paz, etc.) y sino, experimenta una emoción negativa ( en relación al estímulo, como ser la tristeza, desilusión, pena, angustia, etc.). De esta forma, los organismos vivos disponen del mecanismo de la emoción para orientarse, a modo de brújula, en cada situación, buscando aquellas situaciones que son favorables a su supervivencia (son las que producen emociones positivas) y alejándoles de las negativas para su supervivencia (que producen emociones negativas).
Por ejemplo, cuando entramos en una reunión, lo primero que hacemos es reconocer (percibir) a las personas que están en la sala y casi simultáneamente, empezamos a experimentar nuevas emociones relacionadas con la nueva situación. Si lo que sentimos es positivo y agradable significa que nuestro mecanismo emocional valora que la situación, que allí ocurre, es favorable para nuestra supervivencia (negocios afectos, conocimientos, etc.). Por el contrario, si nos sentimos mal, inquietos, forzados, etc., significa que nuestro mecanismo emocional cree que la situación puede perjudicarnos.
Esta valoración emocional se realiza mediante mecanismos físico-químicos muy diversos dependiendo de la complejidad del organismo. Un organismo unicelular posee mecanismos simples para evaluar si una situación o estímulo le es favorable o desfavorable, mientras que un mamífero, por ejemplo, posee mecanismos emocionales más complejos, en los que su sistema nervioso juega un papel fundamental.
A menudo se habla del control emocional o de controlar las emociones como una habilidad necesaria para el buen desarrollo de nuestras relaciones sociales. En este caso, controlar las emociones significa que uno sea capaz de no mostrar las emociones que está experimentando. Es decir, no tenemos control sobre la emoción misma sino sobre su manifestación externa.
En definitiva, quiero decir, que por medio de la emoción, un organismo sabe, consciente o inconscientemente, si una situación es más o menos favorable para su supervivencia. La emoción es el mecanismo fundamental que poseen todos los seres vivos para orientarse en su lucha por la supervivencia.
Ahora bien todo organismo pueden equivocarse en su valoración emocional. todo proceso de medida puede ser erróneo en grados variables. Los mecanismos emocionales, al igual que los perceptivos, son limitados y están sometidos a múltiples incidencias, tanto internas como externas, que disminuyen su eficacia. En consecuencia, le emoción experimentada puede no corresponder a la realidad de la situación y producir graves perjuicios al organismo. Es decir, una situación puede ser valorada positivamente (experimentar una emoción positiva), aunque, en realidad, sea muy perjudicial para el organismo. Un ejemplo típico es la droga. La droga es un estímulo capaz de engañar al sistema emocional produciendo emociones positivas, es decir, hacer que el organismo valore dicho estímulo como positivo para su supervivencia, cuando en realidad es todo lo contrario.
Se puede concluir que las emociones no son ni positivas ni negativas en sí, son mensajes acerca de estímulos a los que valora o etiqueta de positivos o negativos.

Información de contacto

ESCUELA PARA EL DESARROLLO DE LA AUTOESTIMA

Director

Lic. Claudio A. Alonso Moÿ
Psicólogo Clínico y Laboral

Teléfono: 0114641-2283 / 0115-506-3885
E-Mail: info@escuelaautoestima.com.ar

Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina

CENTROS DE ATENCIÓN

BARRIO NORTE - LINIERS

• "No olvidemos que las pequeñas emociones son los capitanes de nuestras vidas y las obedecemos sin siquiera darnos cuenta."

"Como las emociones son estados mentales, el método para manejarlas debe venir de adentro nuestro. No existe otra alternativa. No pueden ser liberadas por técnicas externas."

• "La habilidad de hacer una pausa y no actuar por el primer impulso se ha vuelto aprendizaje crucial en la vida diaria."

• "Las emociones son como caballos salvajes. No son explicaciones que nos ayudan a seguir adelante sinó nuestra voluntad de seguir adelante"

• "El coraje no es la ausencia del miedo sino la abilidad de enfrentarlo. "

• "Inclusive el miedo de morir no es nada comparado con el miedo de no haber vivido una vida autentica y completa ."

• "He comprendido que la raiz de todos mis miedos es el haber sido forzado a negar quien soy."

• "El coraje no es la ausencia de miedo, sino la expresion de que algo es mas importante que tu miedo. "

• "La depresión es rabia sin entusiasmo."

• "La depresión es inercia."

• "La culpa es frecuentemente la respuesta adecuada ha algo que se ha hecho mal,pero el castigo impide el desarrollo de la conciencia."