La Escuela para el Desarrollo de la Autoestima...
...espacio para el encuentro de soluciones...
...tiempo de recuperación emocional...
...oportunidad de cambio...
...terapia de vida..

ARTÍCULOS

LA SOLEDAD


No considero a la soledad como una patología, sino más bien como un sentimiento que notifica de una carencia de contacto afectivo o social. Este sentimiento es producto de creencias que la persona tiene y valoraciones que realiza acerca de su situación emocional y/o social; además el problema no es el sentimiento (que es una señal), sino qué se hace con esa señal.

Esa señal puede impulsarme a buscar relacionarme afectiva y/o socialmente o bien retraerme y aislarme. Una de las causas que pueden llevar a que la persona opte por esto último es que su autoestima esté deteriorada, o sea que haya sistemas de creencias (derivados de su educación y experiencia de vida) que conduzcan a que la persona se autocalifique como incapaz, inútil o ineficaz (por ejemplo: soy malo, feo, no merecedor, torpe, etc.) en el área afectiva, social o considere que no puede valerse por sí mismo; si esto sucede en forma constante la señal de soledad puede durar décadas. Cabe destacar que las conductas de aislamiento y retracción son adaptativas pero inadecuadas e insatisfactorias para esa persona, es decir que no sabe reaccionar de otra manera a la señal de soledad. Es importante mencionar que la capacidad de relacionarse afectiva y socialmente es innata y todos la poseemos, pero en algunas personas no está desarrollada.

Suele manifestarse yendo desde una inquietud por relacionarse hasta una sensación de desasosiego o desesperación por contacto afectivo o social, sensaciones de vacío y abandono generalizado, tristeza y depresión, indefensión.

La soledad y las circunstancias vitales

En distintas etapas vitales como en la ancianidad o en circunstancias vitales especiales, como en los impedidos físicos, el sentimiento de soledad va acompañado de una incapacidad para enfrentar en forma autónoma las vicisitudes de la vida. Lo que se teme es la indefensión, no poder valerse por sí mismo, esto también puede pasar en una persona que no esté en estas circunstancias también.

En relación a los jóvenes considero que enfrentan una realidad muy competitiva y exigente, con modelos sociales muy estrictos en cuanto a lo corporal, actitudinal, estético e intelectual. El problema es que no han desarrollado sus recursos personales para alcanzar estos modelos, pero también se tienen modelos ideales que son prácticamente inalcanzables o bien se pueden lograr pero a un costo altísimo (anorexia, sobreadaptación y todo tipo de enfermedades psicosomáticas). Por eso, el aislamiento y el retraimiento son una opción (insatisfactoria) para mitigar el dolor de no ser aceptado por no alcanzar esos modelos.

La soledad en el hombre y la mujer

En el caso de las mujeres, considero que aparece como una población muy vulnerable pero creo que los varones son tan vulnerables a la soledad como ellas, lo que sucede es que el varón lo oculta más. La mujer vive la soledad de manera más proactiva, busca salir de ella y esto uno lo percibe en la cantidad de mujeres que acuden a talleres relacionados con la soledad, le diría que la proporción es de cada 10 mujeres que asisten a un taller de autoayuda hay 1 varón como mucho.

Soledad, vivir solo y Stress

En referencia al vivir solo, se percibe que la capacidad para soportar el stress que causa el convivir (tolerar que el otro sea distinto a uno y por lo tanto se generen conflictos) está muy deteriorada. El deterioro para mi es producto de factores educativos (tanto familiares como institucionales) y socio-económicos. El stress del mundo laboral y las pocas satisfacciones que las personas pueden lograr hoy en día sobrecargan afectivamente, agotan la tolerancia a la frustración y obligan a la persona a centrarse en sus propias necesidades y no “aguantar a nadie” que haya que atender o con quien negociar la cotidianeidad.

Los argentinos y la soledad

Creo que los argentinos estamos (como el resto del mundo) en la era de la comunicación y comenzando a adaptarnos a ella, las herramientas para comunicarnos se han desarrollado increíblemente, pero si nuestra propia capacidad de comunicación no está desarrollada, creo que no haremos un buen uso de esas herramientas. Considero que la incomunicación es producto de una falta de confianza tanto en sí mismo como en el otro; este es un mundo muy competitivo donde el compromiso es endeble y poco duradero, la incomunicación es más a nivel emocional y afectivo que social. Se puede observar gran actividad social pero poco compromiso emocional, esto conduce indudablemente a la soledad emocional (sentimiento de falta de contacto afectivo íntimo o relaciones emocionalmente significativas catalogadas como positivas).

Actualmente y afortunadamente se encuentran muchísimas herramientas para lograr salir del aislamiento afectivo y social, contamos con talleres para trabajar la soledad que funcionan muy bien y algo que es muy importante es el avance en las técnicas psicoterapéuticas para desarrollar la autoestima. Pero las personas a veces no se animan a dar el paso para acudir a estos talleres o hacer una psicoterapia y creo que lo que hace falta es esperanza, a estas personas les digo que mientras hay vida hay oportunidades, que dentro de cada uno está la capacidad para superar ese sentimiento de soledad y relacionarse exitosamente, lamentablemente nos han inculcado la idea de fracaso y el fracaso no existe, solo existen los resultados que pueden ser positivos o negativos, de los negativos se aprende y de los positivos se disfruta.

Lic. Claudio A. Alonso Moÿ
Psicólogo Clínico y Laboral

 

 

Información de contacto

ESCUELA PARA EL DESARROLLO DE LA AUTOESTIMA

Director

Lic. Claudio A. Alonso Moÿ
Psicólogo Clínico y Laboral

Teléfono: 0114641-2283 / 0115-506-3885
E-Mail: info@escuelaautoestima.com.ar

Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina

CENTROS DE ATENCIÓN

BARRIO NORTE - LINIERS

• "El arte necesita o soledad o miseria o pasión. Es una flor de roca que necesita del viento áspero y del terreno duro."

"El hombre grande es aquel que en medio de las muchedumbres mantiene, con perfecta dulzura, la independencia de la soledad."

• "En la soledad se halla lo que muchas veces se pierde en la conversación."

• "La conversación enriquece la comprensión, pero la soledad es la escuela del genio."

• "La soledad comienza con el silencio que es necesario saber guardar."

• "La soledad es el imperio de la conciencia."

• "Soledad: Un instante de plenitud. "

• "Todos los gritos fuertes nacen de la soledad."

• "¿Por qué se rehuye la soledad? Porque son muy pocos los que se encuentran en buena compañía consigo mismos."

• "Cada uno de nosotros está solo y, cuando antes un hombre lo comprenda, mejor para él."

• "Si estás solo, serás todo tuyo, y si estás acompañado por una sola persona, serás medio tuyo."

"Para que nada nos separe que nada nos una."

"La valía de un hombre se mide por la cuantía de soledad que le es posible soportar."

"Te ayudaré a venir si vienes. Y a no venir si no vienes."

"Mi soledad, a veces creo que la hace lo que no existe,
no lo que me falta. Y tal vez mi soledad no existe
y yo la vivo de más."

"Quien pretende llenar todas sus horas
corre el riesgo de vaciarlas."

"Sólo callando podemos oírnos."

• "Únicamente aquellos que evitan el amor, pueden evitar el dolor del duelo. Lo importante es crecer, a través del duelo, y seguir permaneciendo vulnerables al amor."

• "Lo que importa no es lo que la vida te hace, sino lo que tú haces con lo que la vida te hace."

• "El que acepta sufrir, sufrirá la mitad de la vida; el que no acepta sufrir, sufrirá durante su vida entera."

• "El dolor quema mucha superficialidad."

• "Añorar el pasado es correr tras el viento."

• "Buscamos llenar el vacío de nuestra individualidad y por un breve momento disfrutamos de la ilusión de estar completos. Pero es sólo una ilusión: el amor une y después divide."

• "Como no me he preocupado de nacer, no me preocupo de morir."

• "Como no sabían que era imposible lo hicieron."

• "Cuando la felicidad nos sale al paso nunca lleva el hábito con que nosotros pensábamos encontrarla."

Cuando la lucha de un hombre comienza dentro de sí, ese hombre vale algo.

• "De hombres es equivocarse; de locos persistir en el error."

• "Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá."

• "Disfruta hoy, es más tarde de lo que crees."

• "El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros los que las jugamos."

• "El peor de los males es creer que los males no tienen remedio."

• "El progreso consiste en el cambio."

• "El que se alimenta de deseos reprimidos finalmente se pudre."

• "El único medio de salir ganando de una discusión es evitarla."